Proyección Social

San Ignacio de Loyola, Santo fundador de la Compañía de Jesús, tiene una bella frase que describe el sentido de este eje: “el amor se ha de poner más en las obras que en las palabras”. Este eje en conexión con toda la vida que habita en la Red Juvenil Ignaciana nos mueve a los jóvenes ignacianos a vivir de manera real el espíritu de servicio y de entrega al cual Jesús y la Iglesia nos envían a a vivir.

Vivimos en un país lleno de realidades sociales marcadas en muchos casos por la injusticia y la exclusión. Y la pregunta que se nos plantea desde este eje no es otra que encontrar juntos el cómo desde nuestra fuerza y entusiasmo juvenil podemos responder, desde el hoy de nuestras vidas, a tantas exigencias que piden dar lo mejor de nosotros mismos.

Creemos enteramente en el poder transfomador de los jóvenes en Colombia. Creemos y somos testigos que los corazones juveniles en este país están convirtiendo el reino de egoísmo en un nuevo espíritu marcado por la realización de la solidaridad y el bien común. Nos tomamos de la mano, tomamos nuestro equipaje marcado por corazones creativos y llenos de esperanza para ir a dejarlo todo por esos otros y otras que nos mueven desde dentro a en todo amar y servir sin romanticismos sino con acciones honestas y concretas.