“¿Por qué, por qué, por qué nos asesinan?
si somos la esperanza de América Latina”

La juventud es la fuerza social más importante en la historia reciente de Colombia. Desde la Constitución de 1991, los y las jóvenes hemos liderado la transformación social y política del país, aún en medio de la violencia y el miedo, a medida que la juventud colombiana se movilizó y se organizó en defensa de los derechos y la paz, la democracia del país se fortaleció más. Las victorias de los jóvenes han favorecido la conquista de nuevos derechos para todas y todos los colombianos. De manera dolorosa, con el pasar de los años, esta condición de cambio ha convertido a los y las jóvenes en las principales víctimas de la represión del Estado y la violencia de los armados. Reprimir y violentar a los jóvenes es un mecanismo utilizado para impedir el cambio, pues de esta manera se busca atemorizar a la fuerza social más movilizada del país, la esperanza viva de Colombia. Los jóvenes en Colombia están siendo asesinados por defender sus derechos, por reivindicar causas justas y construir un país en paz, un país donde todas las formas de vida sean posibles, aún en medio de las profundas diferencias políticas que nos separan, pero también en medio de la profunda humanidad que nos une. A pesar de la violencia y el miedo los mismos jóvenes somos el antídoto ante la desesperanza y la desilusión que nos abarca. Nos unimos, nos juntamos y armamos lío con alegría para tener un presente y futuro esperanzador en Colombia. En el marco del #ProcesoDel9al9 y el día nacional de los Derechos Humanos, el pasado 9 de septiembre, junto a estudiantes de colegios de distintas regiones del país elaboramos el siguiente mural. Un homenaje a algunos jóvenes que han sido asesinados recientemente en Colombia. Sus legados nos dan más fuerza para reafirmar nuestro compromiso con un país en paz y reconciliado, en donde los y las jóvenes lideramos el cambio y la transformación del país, como lo hemos venido haciendo durante varios años.

Este mural de memoria y resistencia juvenil se construyó con jóvenes artistas, quienes elaboraron la base del mural, y con jóvenes estudiantes de colegios, quienes en medio de un diálogo profundo aportaron elementos simbólicos que recogen su sentir frente al contexto de violencia que vivimos en Colombia. El mural, por tanto, se compone de la siguiente manera:

1. Las culturas de paz. Es nuestra apuesta de acción y formación, desde su promoción queremos construir presente y futuro. Nuestra convicción es transformas la cultura de violencia por una cultura de paz que reconcilie todas las formas de relacionamiento.
2. La semilla. Representa el nacimiento de la vida, en donde emerge todo, del cuidado y la paz consigo mismo. Es la paz que construimos en nuestro interior.
3. Los rostros de quienes ya no están, jóvenes que han sido asesinados en contextos de represión y violencia armada:
Eilyn Catalina: joven trans asesinada en Medellín el 28 de junio del 2020.
Anderson Arboleda: joven afro asesinado por la Policía en el norte del Cauca el 16
de mayo del 2020.
Dilan Cruz: joven asesinado en Bogotá durante las marchas del Paro Nacional el 23 de noviembre del 2019.
Helena: niña Embera asesinada por enfrentamientos armados entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) en el Alto Baudó, Chocó.
4. Los símbolos que acompañan los rostros manifiestan el sentir de los y las jóvenes frente a las situaciones de violencia que vivimos hoy en Colombia:
(I) Un árbol en distintas estaciones que representa la conciencia que renace; (II) un espejo en donde estamos todos y todas, porque tu paz es mi paz; (III) unas manos que se juntan, porque la paz es una construcción colectiva que requiere solidaridad y compasión; (IV) una semilla en el centro de unas manos que se unen, porque la semilla es la unión para alcanzar la paz; (V) un árbol con muchos frutos que recogemos para seguir luchando por un país distinto.
5. La naturaleza que rodea los rostros, nuestra casa común cuyo cuidado es esencial para la promoción de una cultura de paz. En medio de la violencia y el dolor por los recientes acontecimientos, somos jóvenes que seguiremos promoviendo una cultura de paz en nuestros territorios, escuelas y comunidades. ¡Somos la generación de la paz, la esperanza y la reconciliación! Hoy y siempre seguiremos haciendo memoria de quienes ya no están.

General

Los comentarios están desactivados.